Uno año más la Familia Marianista de Valencia (religiosos, religiosas y laicos) tuvimos la oportunidad de vivir intensamente una doble festividad, la de San José Obrero, patrón de la Parroquia Marianista de Burjassot, y la del Día Internacional del Trabajo, en uno de los nuevos núcleos de las fraternidades de la provincia, donde ya existen varias comunidades de laicos.

Una fiesta de carácter familia que supone para los laicos marianistas de Valencia la oportunidad vivir cada año, desde un ámbito religioso, la celebración social del Día de Trabajo, con una celebración religiosa, la del patrón de la parroquia que los religiosos marianistas llevan en Burjassot, y donde los laicos colaboramos en algunas de las obras, como el Hogar de la Amistad  o los grupos de fe Sámara.

Durante la celebración se ha compaginado la fiesta civil y la religiosa en un único evento, que empezó con la celebración eucarística, presidida por el párroco, y asesor de zona, Javier Subero, con presencia de las tres ramas de la familia: religiosos, religiosas y laicos, junto a gente del barrio y de la localidad de Burjassot, continuando con un concurso de paellas donde compartimos entre todos: alegrías, tristezas y algunas risas en un momento como el actual.

La festividad de San José Obrero es para las fraternidades de la zona de Valencia, un elemento de compromiso cristiano social con nuestros entornos laborales y sociales, al ser una forma cristiana de celebrar la fiesta del trabajo junto  con nuestros hermanos, en un momento en que el derecho de los ciudadanos a tener un trabajo digno es cada vez más complicado en la actual sociedad, donde el lacra del paro no se consigue reducir y cada vez afecta a más personas.

 

 

Tags: , , , , , , ,