Durante este mes hemos rezado utilizando la “Chamifrase” de:

“El Espíritu de Dios, que volverá de nuevo a ti por la oración, te hará ver las cosas de un  modo totalmente diferente” (Carta 384 – 18 diciembre 1825 a un religioso marianista).

En nuestro Proyecto de Gran Fraternidad asumimos el estar en las dos parroquias marianistas, así que ya que el calor asoma, decidimos sustituir la peregrinación programada por un encuentro de oración en la Parroquía de Santa María de Belén. Hay que saber diferenciar los golpes de calor de las visiones divinas… Tras la misma, compartimos varios platillos que mostraron las artes culinarias de algunos fraternos y afiliados. Además, Javier (sacerdote marianista), quiso añadir unas morcillas de su querida Burgos, que supimos regar con alguna que otra botella.

Y para aprovechar el buen tiempo, además de la hospitalidad de la familia de Dulce (de las fraternas veteranas), el fin de semana pasado, algunos fraternos junto a Juan Cruz, nos fuimos a conocer Almócita. La jornada comenzó con una eucaristía y acabó de nuevo alrededor de la mesa, dejándonos tentar por los placeres de esta vida.

 

IMG_8289