En este mes de mayo la zona de Zaragoza ha vivido varios encuentros. El sábado 17 de mayo tuvimos un encuentro en un lugar en el que nunca nos habíamos reunido: el pabellón de infantil del colegio Bajo Aragón. Comenzamos con un rato tranquilo de oración preparado por varias personas de la fraternidad Shema y de Nuestra Señora de la Alegría. El oratorio estaba ambientado con algunas flores y velas junto a la cruz de Taizé. El silencio y los cantos fueron las herramientas para entrar en presencia del Señor. Fue una ocasión para recordar que para rezar no nos hace falta siempre una pantalla e imágenes.

Tras este rato de oración nos fuimos a convivir un rato a la terraza de infantil. Allí compartimos un rato la charla y las viandas que habíamos traído entre todos. Fue un atardecer agradable en el que disfrutamos de la compañía de todos. Con nosotros estuvieron también, como siempre, varios religiosos y religiosas. Incluso al final, se nos sumó Camilo, nuestro novicio cubano.  En resumen, una vez más, un encuentro de familia por el que podemos dar gracias a Dios.

Al día siguiente, nos tocaba colaborar en la animación de la Eucaristía del colegio Santa María del Pilar. Así lo hicimos, aunque con alguna dificultad para llegar hasta allí causada por una carrear popular que provocó cortes de tráfico en el entorno del colegio.

Nos despedimos de todos este mes unidos a María, nuestra madre. Le pedimos que, siguiendo su ejemplo, llevemos a Jesús allí donde vayamos y donde estemos.

 

IMG_8315