RefugiadosSÉ REFUGIO

En la diócesis de Vitoria, el Servicio Diocesano del Laicado celebra el día de los laicos en Pentecostés. Este año ha querido acordarse de los refugiados de todo el mundo y sus condiciones de vida y hacer un gesto público de todos los cristianos de la provincia en el centro de la ciudad.

Con el gesto quería manifestarse nuestro posicionamiento público y claro como Iglesia, como cristianos y ciudadanos. Además de denunciar la situación política que empeora aún más el drama de las personas que huyen de las guerras, la miseria y el hambre.

Queremos que sirva como una llamada a mover nuestras actitudes personales y compromisos hacia las personas, migrantes o refugiadas, que ya viven entre nosotros.

La familia colegial, profesores, religiosos, fraternos y familiares, nos hicimos presentes en este encuentro de la diócesis.

Con quienes están por llegar, con quienes ya están ¡Sé refugio!