Sábado 30 de Mayo: hace un día estupendo en Vitoria, por fin, y las fraternidades de la zona hemos quedado para celebrar la palabra con la comunidad religiosa. La convocatoria es a las seis de la tarde y nos vamos juntando todos en el patio de la casa de los religiosos, hay que aprovechar el buen tiempo, y estamos al lado de la Virgen (la Virgen “de las Vueltas”, una bonita historia que contaremos en otra ocasión). Mientras los peques corren y saltan, los mayores nos vamos saludando (…hola qué tal, qué buen tiempo hace verdad?…). Damos la bienvenida a Juan Manuel de CEMI de Mondragón que se ha acercado a conocernos y nos hacemos los remolones para entrar a la capilla de la comunidad religiosa para la celebración.

Una bonita celebración alrededor del evangelio de San Marcos (11, 27-33) que dirige Erick y celebra Paco, muchas gracias a los dos.

Para terminar el encuentro hemos preparado una merendola en el txoko de la casa de los religiosos: ahora la reunión es en torno a una mesa con comida. Una merendola, por cierto, “llena de vida” con peques corriendo por el txoko con la boca llena de gusanitos, en la que hablamos de todo un poco y nos ponemos al día de la vidilla de la zona de Vitoria. Aquí también está Jesús, disfrutando de los amigos, de la charla, interesándose por cada uno de nosotros, celebrando el chorizo a la sidra que han traído los de la frater Itxaropena, jugando con los peques…

En fin, un bonito encuentro. Al terminar la merendola recogemos (reciclamos) y nos despedimos al estilo fraterno de Vitoria: a pasitos pequeños y sin ganas de irnos.

Antonio Fernández

IMG-20150221-WA025