Bienvenidos a este tiempo de Adviento. Tiempo de espera y esperanza, en el que queremos prepararnos para vivir un momento importante, al cual queremos acercarnos poco a poco y de forma consciente, para que no pase desapercibido, ni rápido, ni camuflado.

También, y dentro de este tiempo de Adviento, viviremos una experiencia importante en las Fraternidades Marianistas: el Encuentro de Consagrados Definitivos de nuestra provincia, en el que el tema central será la APERTURA que tendrá lugar del 5 al 8 de diciembre en Torrent (Valencia).

Cuando pienso en la apertura, me vienen a la cabeza ideas que tienen que ver con el compartir, con la búsqueda, con el crecimiento… pero también hay otra parte que supone entender que dejo de estar protegida, cómoda…  y que quizá puedan moverse algunas cosas que hasta ahora eran aparentemente inamovibles. Abrir la puerta, y abrirla de corazón, significa no sólo ver con los ojos lo que hay detrás, sino también dar el paso de salir y, desde el respeto, encontrarse con aquello que está al otro lado de la puerta. Pero, ¿dónde se encuentran las llaves para abrir esas puertas? ¿Se trata de alguna llave “maestra”?

En las puertas de nuestras casas tenemos un timbre para llamar. Recuerdo que antes, en los tele-porteros, se ponía el nombre de la persona que vivía en esa casa. Parece que ahora esto ha desaparecido, en los tele-porteros aparece el piso y la mano, y lo habitual es muchas veces instalar video-tele-porteros para que cuando llamen podamos ver quién es y hacerle el chequeo correspondiente. Una vez en el piso, un segundo escáner desde la correspondiente mirilla. Evidentemente esto es un ejemplo que también tiene su componente de precaución, pero si lo extrapolamos a nuestra vida, a lo mejor encontramos alguna que otra semejanza.

La palabra apertura dentro de nuestras comunidades, creo que tiene un matiz necesario que es el de acoger pero también el de ser acogido, y siempre insistimos en la importancia de cuidar la acogida en los encuentros a lo largo del año. Seguro que durante el encuentro de este próximo fin de semana, podremos seguir hablando de todo ello.

Irene Miñón – Responsable de Fraternidades Marianistas de la Provincia de Zaragoza 

mafalda