El 30 de septiembre, tras varios momentos de preparación previa, ha tenido lugar la Asamblea de la zona de Zaragoza. Aunque hemos comenzado con retraso por las dificultades de movilidad que nos ha causado el Maratón que se corría en nuestra ciudad, poco a poco hemos cumplido lo que teníamos planificado.

Hemos comenzado con una breve oración a partir de esta pintada:

“¡La unika iglesia ke ilumina es la ke Arde!”. Queremos vivir con fuego en el corazón para ser lo que estamos llamados a ser aquí y ahora. Los que hicieron la pintada, quizá no se dieron cuenta de que Dios nos hablaba con su Spray negro, pero nosotros le hemos dado gracias por ese toque de atención y hemos rezado por ellos.

Hemos tenido tiempo para presentar las propuestas de la Asamblea Provincial y el nuevo Plan de Pastoral de la Diócesis para que nos iluminen y orienten en la realización de nuestro proyecto del año. Hemos trabajado en grupos para hacer propuestas que hemos puesto en común e incorporado a nuestro plan y calendario. Hemos celebrado la eucaristía un gran grupo al que se han sumado las nuevas incorporaciones a la gran fraternidad de jóvenes. Hemos compartido la palabra y el pan de vida y hemos orado con el silencio y con el canto.

Hemos retomado conciencia de nuestras misiones de zona: los Chamis, la animación y presencia en la pastoral familiar del colegio Santa María del Pilar, la presencia y colaboración en la Parroquia Santa Cruz y nuestra responsabilidad en AM.

Podemos decir que hemos dado juntos un gran impulso a lo que nos proponemos hacer este año para responder a lo que Dios nos pide. Con nuestras limitaciones y nuestras ilusiones, ya estamos de nuevo en camino. Señor, “Llévanos donde los hombres necesiten tus palabras, necesiten nuestras ganas de vivir”.

 

Tags: , , ,