CONSAGRACIONES DEFINITIVAS EN ZARAGOZA

El pasado 26 de diciembre hice mi consagración definitiva a María. Fue para mí un acontecimiento muy emocionante. Veinticinco años viviendo y sintiendo como marianista laico, había llegado el momento de explicitar mi compromiso ante las personas que viven como yo nuestro ser de laicos en la Iglesia, en este mundo y en esta sociedad que nos toca. Muchas personas me han ayudado a llegar a poder explicitar dicho compromiso. Desde mis padres (Carlos y María Pilar), que desde pequeños a mis hermanos José Ignacio y Miguel Ángel y a mí, nos fueron inculcando la educación recibida en el Colegio Santa María del Pilar, también los religiosos y religiosas marianistas (especialmente Javier Coca y Ana Pedrosa) que han sido y siguen siendo para mí un modelo a imitar en la manera de vivir como marianista, la Parroquia Santa Cruz, las diferentes personas que he conocido como fraternos en la zona de Zaragoza y en otras zonas y encuentros de la provincia que han ido sembrando en cada momento una pequeña semilla e ilusión por la manera de vivir como marianista, y por supuesto, mis pequeñas comunidades de las fraternidades (Kejaritomene y Virgen del Camino) en las que he estado.

Es por todo ello de que me animé a explicitar este compromiso delante de mi comunidad fraterna de la zona de Zaragoza y en el colegio donde yo estudié y aprendí los valores y la educación marianista.

A partir de ahora me queda el reto de seguir siendo cada día un poco más marianista. Pero estoy seguro de que con el apoyo de María en la que yo he confiado mi compromiso como laico marianista, sabré estar en todo momento como ella estuvo al lado de Jesús, poderla acoger como hizo San Juan al pie de la cruz, en mi casa y en definitiva, poder responder a lo que ella dijo a Jesús en las Bodas de Caná, “Hacer lo que Él os diga”.

Carlos Iglesia Puig

(Virgen del Camino – Zaragoza)

 

Tags: , ,