El pasado 8 de diciembre, tuvo lugar la celebración de las consagraciones en Valencia. 6 primeras consagraciones y 12 consagraciones definitivas, fueron el centro de la Eucaristía, motivo de gran alegría para las comunidades laicas marianistas y para toda la familia marianista.

Una celebración en el día de la Inmaculada y dentro del tiempo de adviento, en el que celebramos el comienzo del año de la misericordia. Como siempre, un día muy especial en el que las fraternidades de la zona, situaban el Sí de María como ejemplo de la respuesta a la llamada de Dios.

“Hágase en mí según tu Palabra”, fueron las palabras de María, palabras que todos los asistentes acogimos como el gran ejemplo a seguir. Ponernos en manos de Dios, no es tarea fácil. Pero sabiéndonos acompañados por la comunidad y por María, nuestro envío cobra una mayor sentido.

Nuestro mundo necesita respuestas concretas. Por eso es importante que la Buena Noticia, siga llegando a las personas para que la esperanza y la alegría, especialmente en este tiempo de adviento, guíe nuestro camino.

Gracias a todos los que habéis dado vuestro Sí en este camino, donde el carisma marianista que un día soñaron nuestros fundadores, se hizo una vez más, presente y vivo.

consagraciones