Elzo defendió la implicación de los laicos en la nueva evangelización, y su presencia en las esferas públicas

“Es necesario que los cristianos nos impliquemos en la nueva evangelización, y presentemos a un Jesús, muerto y resucitado”. Esta es una de las conclusiones extraídas de la conferencia del Catedrático Emérito de Sociología de la Universidad de Deusto, Javier Elzo, titulada ¿En qué mundo somos comunidad cristiana?.Contexto social y cultural de la comunidad cristiana hoy, en el marco del encuentro de zona de Valencia, celebrado el pasado 15 de febrero.

Durante la conferencia, Javier Elzo hizo una reflexión sobre la cristianismo en el mundo a principios del siglo XXI, que cuenta con más de dos mil millones de fieles (1.100 millones de católicos) una cifra cuatro veces superior a la de 1900, un tercio de la población mundial y más de quinientos millones más que su competidor más próximo, el Islam

Sin embargo, esta cifra es engañosa si se analiza por continentes, pues, mientras en Europa se ha reducido de forma brutal en el resto de continentes ha crecido. Así, según explicó, en el año 1910 el 66% de los cristianos se concentraban en Europa, mientras que ahora en el viejo continente se registran el 25,9%, ampliándose la proporción de cristianos por el contrario en América, África y Asia-Pacífico. Ello, Elzo lo achaca fundamentalmente, entre otros motivos, a la profunda corriente de securalización que se ha dado en Europa desde la revolución francesa y el paso de la religión cristiana a la esfera privada, y que, en su opinión, empieza a estar en crisis al no dar las respuestas esperada, más allá del individuo, creándose nuevas posibilidades para la Iglesia si es capaz de adaptarse a los nuevos tiempos.

A pesar de ello, Javier Elzo da mucho futuro a los cristianos y lo vincula a la implicación de la Iglesia, -jerarquía, religiosos y laicos-, en la nueva evangelización y en estar presentes en el mundo, tal y como induce a pensar las primeras actitudes del Papa Francisco, y participando en los procesos en red para frenar las desigualdades y en construir una alternativa al dinero.

Asegura que el gran problema de la Iglesia es su propio éxito y saber dar respuestas a la gente en la actualidad. Y, lo demuestra el hecho de que en España la mayoría se declaren ciudadanos, y que en el ámbito juvenil, asegura que existe una demanda de espiritualidad juvenil a la que en la actualidad la Iglesia no sabe dar respuesta.

Dicha respuesta, en su opinión, debe pasar por una mayor presencia del cristiano en las esferas públicas, “estandoabierto al Misterio del Dios mostrado en Jesús, valorando como un enriquecimiento otras manifestaciones de Dios en otras culturas y religiones”.

Así, incidió en la necesidad de“abandonar la idea de pretender cristianizar el mundo, acomodarlo a la pretendida moral católica, a la única salvación en la iglesia católica, (extra ecclesia nulla salus); incluso a la única mediación de Jesús como único salvador, para evangelizarlo, esto es, mostrar (termino muy ratzingiano) a Jesús, ajusticiado por los hombres y resucitado por Dios, con la vida y doctrina que sus primeros seguidores nos trasmitieron”.

Tras la charla, y un rico debate, celebramos el acto de renovación de las consagraciones de aquellos miembros de Fraternidades de la zona de Valencia que están consagrados de manera temporal.

charla_erzo2 charla_erzo3
charla_erzo4 charla_erzo5
charla_erzo6

Si quieres volver a escuchar la conferencia pulsa el siguiente enlace:

http://www.spreaker.com/user/5125934/j-erzo-en-que-mundo-somos-c-cristiana

 

Tags: ,