Hola a todos,

En la zona de Vitoria hemos empezado el año con fuerza y muy ilusionados.

Hacía varios años que el encuentro de comienzo de curso se realizaba en Vitoria en un solo día por las diferentes situaciones que vivíamos. Este año, sin embargo, nos hemos animado a pasar el fin de semana, con noche incluida, compartiendo los sueños para este nuevo curso que acaba de comenzar. Nos acercamos a Eguino, un pueblo a 30 minutos de distancia de nuestra ciudad.

Ha habido tiempo para muchas cosas: oraciones cuidadas al aire libre, sin prisa, para poder dedicar tiempo a lo realmente importante; ratos para compartir el verano y las futuras ilusiones; repasar las reflexiones de nuestro querido Félix en el Encuentro Internacional de verano, compartidas también en el último Al Habla; discernir sobre los temas a tratar en los Encuentros del año; repartir las responsabilidades; repasar el estado y las necesidades de cada una de las fraternidades de la zona,…

Además, el hecho de estar dos días sin prisas ha servido para poder disfrutar de muchas otros momentos: paseos, meriendas al aire libre, comidas con tertulias interminables, velada para que los niños disfrutaran,….incluso echamos muchas risas en los momentos de irnos a la cama. ¿Hace cuanto que no dormís en literas con sacos de dormir, niños, linternas, risas,…? Nos acabamos quitando todos unos años de encima.

Tras la oración de la mañana, el domingo nos acercamos a Vitoria a participar en la Eucaristía colegial con el resto de la comunidad.

Esperamos que en el resto de las zonas el Espíritu haya soplado también en este re-comenzar a andar y que sea un buen año para todos.