Del 5 al 8 de diciembre, tuvo lugar el encuentro de consagrados definitivos de las Fraternidades Marianistas de la Provincia de Zaragoza en Torrent (Valencia).

En mi nombre, y en el de todas las Fraternidades de la Provincia, queremos daros las gracias por la participación en el encuentro. Ya hace meses que iniciamos la preparación y desde entonces, soñábamos con esta experiencia que ya hoy es una realidad.
Mucho ha sido lo que hemos compartido, y ahora toca seguir compartiendo todo lo que hemos vivido, en nuestra zona, en nuestra comunidad y en definitiva, en nuestra propia vida.
Uno de los objetivos provinciales, es la apertura y la visibilidad de nuestras comunidades.
La llamada a ser más comunidad, y a ser comunidades abiertas, es algo que debemos seguir teniendo presente con nuestro personal y comunitario testimonio. Mucho es lo que ya hacemos y mucho también lo que podemos seguir haciendo: este es un importante reto que no debemos olvidar.
La apertura, desde nuestra especial condición de consagrados definitivos, a nuestra dimensión internacional de las Comunidades Laicas Marianistas, a la apertura a los jóvenes, a la Iglesia y a las iniciativas con otras comunidades y carismas, son algunas de las experiencias que tuvimos presentes… Y sabemos que en muchas otras, vamos dando pasos, que seguro que con el tiempo van haciéndose más firmes y conscientes.
El último día del encuentro, pudimos compartir en oración nuestra consagración definitiva y concluir después con una especial Eucaristía en la que celebramos consagraciones temporales y definitivas. Concluir de este modo no fue algo más, fue un momento clave del encuentro que dio sentido pleno a todo lo que habíamos vivido durante el fin de semana.
Gracias a todos y a todas por vuestra participación. Gracias por la preparación previa de los contenidos, por los testimonios y por lo compartido en los grupos, por la organización de las oraciones y celebraciones, por la acogida en la casa, por el acondicionamiento excepcional de las instalaciones, las veladas, las actividades de los niños y adolescentes, el equipo musical y por todos los momentos dentro y fuera de los espacios organizados. Todo ello ha hecho esto posible, y ha hecho que seamos más comunidad y que lo que hemos celebrado tenga desde vuestra aportación, un mayor sentido. La participación de la Familia Marianista, desde los religiosos, religiosas y miembros de las comunidades laicas de España, ha sido otro signo de apertura por el que también queremos seguir apostando y el que también queremos agradecer de forma especial.
Ahora estamos terminando de recopilar la información, documentos, presentaciones… que subiremos a la página de Ágora para que lo tengáis disponible y podamos seguir compartiéndolo… El reportaje gráfico ya está disponible en el apartado de fotos.
No puedo terminar sin preguntaros…
“Que levante la mano los que hayáis disfrutado del encuentro y hayáis sentido la llamada a continuar siendo más comunidad…”
Sintámonos verdaderamente enviados, como lo sintió María, a seguir haciendo presente y viva la Buena Noticia de Jesús.
Irene Miñón – Responsable Provincial Fraternidades Marianistas Provincia de Zaragoza
IMG_0056