IMG_5285

El pasado 19 de abril los fraternos de la zona de Zaragoza tuvimos un encuentro muy entrañable de Gran Fraternidad, puesto que los que pertenecemos a las comunidades laicas marianistas renovamos nuestro compromiso de continuar ligados, temporal o definitivamente, a ellas. Pero, fue más especial, si cabe, porque la renovación de nuestra consagración tuvo lugar en la Parroquia Santa Cruz, regentada por los hermanos Marianistas. De este modo, las Fraternidades de Zaragoza quisimos hacernos presentes en la comunidad parroquial de referencia del Colegio del Bajo Aragón, llevando allí este sencillo gesto de manifestar públicamente nuestro SÍ comprometido de seguir a Jesús a través del ejemplo de María.

La misa dominical, que contó con un nutrido número de asistentes, fue oficiada por Lorenzo Amigo (Asesor provincial de las Fraternidades Marianistas) y Enrique Aguilera (Asesor de zona de Zaragoza). Fue una celebración muy cuidada y participativa, sobre todo en el acompañamiento de los cantos preparados para la ocasión, y tuvo su punto más emotivo en el momento en que Boris, en nombre los fraternos definitivos, y Clara, en nombre de los fraternos temporales, rezaron la oración de consagración a María ante el resto de la comunidad parroquial. Después de cada oración, todos los que renovamos este compromiso dimos un beso a la imagen de la Virgen, simbolizando así nuestra respuesta a la llamada de Jesús de vivir el evangelio en alianza con María.

Para seguir festejando comunitariamente este acontecimiento, comimos todos juntos en el comedor del colegio. Una vez más, fue una bonita oportunidad de convivir, de compartir y de sentirnos unidos en esta apuesta de crecer en la fe al estilo Marianista. Y una inmejorable manera de continuar celebrando la Pascua de la Resurrección del Señor.

Javier Giralt