El fin de semana del 18/19/20 de octubre estuvimos acompañando en Zaragoza a 11 jóvenes que venían desde Barcelona, Donosti y Valencia.

Llegaron el viernes a la casa de oración que tienen las Teresianas en Garrapinillos, a las afueras de la capital maña, con muchas ganas de disfrutar de unos días de encuentro, oración y formación. Apenas acaban de llegar ya estaban hablando como si se conocieran de siempre y es que, ¿no es precioso cuando te encuentras con alguien con quien te une la fe y el carisma? Ahí estaban todos juntos, desconocidos hasta hacía unos minutos, sintiéndose tan agusto como si fueran amigos de siempre.

En tan solo tres días, incluso menos si contamos las horas, tuvimos ocasión de conocer un poco mejor cuáles son los pilares de las fraternidades, de crear canciones, de dar una vuelta por Zaragoza, de aprender la importancia de la confianza lo largo de la historia de la Salvación, de unirnos en oración y celebrar la Eucaristía, de estrechar lazos fraternos… Quizá un fin de semana suene a poco pero la vida del cristiano no se cuenta por días sino por vivencias, por aquellos momentos que se atesoran en el corazón y lo mantienen vivo; ojalá que esta experiencia haya sido una de ésas.

Pero seamos sinceros, no ha sido un camino de rosas. Teníamos la responsabilidad de preparar un encuentro para los jóvenes fraternos, la joya de la corona, uno de nuestros bienes más preciados, y la presión era mucha.Teníamos una casa con un máximo de 14 y no sabíamos si nos quedaríamos cortos o largos… Y no lo supimos hasta una semana antes de celebrarse el encuentro. Teníamos pocas certezas a las que agarrarnos pero el encuentro se llamaba Con Confianza y de eso no nos faltó; ya que cuando la confianza no está en las cosas y sí está en Dios uno sólo tiene que poner las manos a Su servicio y dejar que Él se encargue. Damos gracias porque no somos los mejores, ni los más capaces, ni los que mejor convocan, pero en María aprendimos a decir sí, con confianza, y Él una vez más nos ha colmado de bienes.

El año que viene volveremos a confiar: los detalles son lo de menos, sólo hay que hacer lo que Él nos diga.

 

Tags: , , , ,