HONRAR LA VIDA es el título de la canción que sonaba de fondo con el montaje que cerraba elencuentro entre las Fraternidades de Zaragoza y los Grupos de Fe en Familia- que ya llevan 4 años funcionando en el Colegio Santa María del Pilar, con varios gruposde familias y de personas que trabajan allí.

Y ciertamente todos tenemos que honrar la vida que es el don más precioso que se nos ha dado. Estamos destinados por vocación personal a transmitir la Vida (ésta con mayúscula) “Yo soy el camino, la verdad y la vida” (Jn 14,6). Y qué mejor manera de honrarle que reunirse en su nombre. Y eso es lo que hicimos el pasado10 de abril las Fraternidades con los Grupos de Fe en Familia. Y cuando se comparten experiencias y espíritu todo deja un gran poso en el alma y una sonrisa en la boca.

Se comenzó recordando “brevemente” por Eduardo Fernández Moscoso la motivación del encuentro para a continuación exponerse la realidad de cada uno de los grupos por dos hermanos Osácar (Juanjo y Pablo)-curiosa coincidencia “fraterno-familiar”.

Después en pequeños grupos nos fuimos conociendo y comentando nuestras motivaciones, expectativas personales y de grupo, preocupaciones y desafíos. Qué bueno es compartir alegría cuando esa alegría viene de lo alto. Eso es lo que la experiencia en fraternidades me va transmitiendo. Siempre que me he juntado con gente que busca a Dios, sea de la forma que sea, he percibido sintonía de espíritus, apertura de almas y de mentes, miradas brillantes y mucha, mucha fuerza interior…

Y esas sensaciones yo creo que fueron bidireccionales por los integrantes de ambos grupos. Y así se respiraba en el ágape final, momento en el que todos los niños que estaban afuera irrumpieron para sumarse a “ lo mejor que tienen las reuniones de los padres”.

Ahora quizá venga lo más complicado: dar continuidad a este camino de interrelación recién iniciado. Y será difícil puesto que aunque, por descontado, las FFMM nos ofrecemos a acoger como grupo abierto con estructura, dinámicas, encuentros…. hay que entender que todo requiere su tiempo y su saber hacer.

Felicidades a todos los que lo hicieron posible y ojalá que los frutos sean muchos y buenos, aunque todo será siempre poco para honrar al que es la Vida.

 

Tags: , , , , , ,