En el encuentro de este mes, hemos tenido un momento tranquilo para revisar nuestro camino reciente.

Hemos comenzado construyendo nuestro propio desierto: hemos puesto y quitado luces en la arena; hemos puesto nuestras tentaciones en forma de oasis, y finalmente nos hemos metido todos en el desierto.

Tras esta metáfora visual, hemos utilizado una de las charlas de Miguel Angel Cortés de diciembre del encuentro de consagrados definitivos, para guiarnos en nuestro compromiso.

Han sido dos horas de reflexión, oración y compartir, pero ha estado tan bien, que ha pasado el tiempo volando.

Los hijos de fraternos han estado en el txoko pintando su propio desierto y también las cosas que les gustan del mundo. Han compartido unos videos y tampoco han echado de menos nada a sus padres. ¡Gracias a los que les han estado cuidando! ¡Y gracias a Carlos y a Laura por hacer de fotógrafos!

 

Tags: , , , , ,