En estos 2 meses con el confinamiento y la desescalada en sus distintas fases en Almería el efecto de la pandemia no ha sido especialmente grave a nivel de salud. No tenemos casos cercanos entre los miembros de fraternidades ni sus familiares. A nivel socio-económico es algo más agudo. Esto es principalmente debido al confinamiento durante tanto tiempo, además el miedo al contagio y a las cifras devastadoras que se nos van facilitando está provocando que la gente sea cauta a la hora de salir y eso afecta a todos. Tanto anímicamente como económicamente. Esta cautela ha afectado mas, sobre todo, a los que tienen cerca a personas de riesgo. Los responsables de Fraternidad procuran estar al tanto de la salud de sus fraternos y compartir sus inquietudes con el resto. Por otro lado la comunidad de religiosos, las fraternidades y el colegio procuramos mantenernos en contacto y saber cómo están cada uno de sus miembros. Hay que evitar que el distanciamiento haga sentirse solo a nadie. Por lo demás tenemos que seguir avanzando y no hay grandes noticias.

En cuanto al tema laboral hay de todo. Los sanitarios, docentes y trabajadores para la administración han tenido ocupación durante todo este tiempo y ellos son más de la mitad de los fraternos. El resto que trabajan en el sector privado o están jubilados son los que pueden verse afectados por otras consecuencias. El teletrabajo y los ERTE algo han paliado nuestra situación y por ahora no hay malas consecuencias.

En estos 2 meses se han vivido las eucaristías de distintas partes de la Provincia, la Pascua, las reuniones, las oraciones comunitarias, los Consejos y se ha valorado muy positivamente que aun sin la presencia física, donde hay 2 reunidos en su nombre ahí está Dios. Ahora con las iglesias abiertas y con la posibilidad de reunirse, algo se ha retomado esa normalidad.

Recientemente hemos tenido una reunión de Gran Fraternidad de forma telemática con una asistencia normal. Hicimos una peregrinación por distintos Santuarios y realmente, querer es poder. Participamos casi todos y gracias a Elvira y Leles la reunión se realizó sin mayores problemas.

Las reuniones de pequeña Fraternidad se han retomado presencialmente y ya hemos evaluando el curso y preparando el que viene. Los cambios que en la comunidad de religiosos hay en Almería afectará a las Fraternidades ya que Juan Cruz se va y en su puesto tendremos a un religioso por lo que el trabajo en la parroquia de Santa María de Belén se verá afectado, al igual que la figura de asesor de una de las 2 fraternidades que hasta ahora había sido Juan Cruz. Todo esto ya se está trabajando-

 

 

Tags: , , , ,