En Barcelona cerramos el mes de Junio celebrando una eucaristía en el colegio de Adela de Trenquelleon, colegio a cargo de las hermanas marianistas, donde se acogió la reunión del consejo de provincia. Esta eucaristía se abrió a todas la fraternidades de Barcelona no sólo a los responsables que asistieron al consejo. En julio celebramos la oración mensual de Taizé que realizamos el último sábado de cada mes, siendo esta la ultima del curso, deseamos retomarlas de nuevo de cara a octubre.

Finalmente durante 10 días los fraternos de las fraternidades de Hesed y Kutembea hemos estados de manera intensa desarrollando nuestra principal misión, acompañar a los niños y chicos del grupo de Fe Ensems en su camino de descubrir la vida en comunidad y descubrir a Dios en los otros y en la naturaleza.

Muchos de nosotros formamos parte del equipo de educadores que les acompaña durante todo el curso y otros han arrimado el hombro para el equipo de cocina y de monitores para el campamento de verano.

Muchas veces planteamos en nuestro Plan Personal de Vida misiones muy complejas, a veces alejadas de nuestro entorno y que nos suponen una implicación personal muy grande. Estando estos días aquí, nos sugiere una reflexión: quizás podemos dar un poco más de nosotros a la realidad en la que estamos inmersos y desarrollar nuestra misión en ellas. Nuestro papel en las vidas de estos chicos es muy determinante, un campamento en el que descubren a Dios y conocen un estilo de vida diferente puede abrirles un mundo diferente del que participar. Es una misión que vale mucho la pena y de la que disfrutamos mucho todos.

Es importante estar pendientes de las necesidades del grupo Guinomai de nuestra parroquia, cuando termine este curso, se formará una nueva fraternidad a raíz del último grupo de jóvenes que termina su etapa en Ensems. Al final toda interacción entre los dos grupos marianistas no hace más que hacer todavía más grande nuestra familia, en espíritu, union, y en el caso de este curso que viene, en número .

 

Tags: , , , , , ,