Como en los últimos años, las Fraternidades Marianistas  colaboran en la fiesta de Navidad de la Diócesis en el Casco Viejo de la cuidad.

Más de 200 niños inmigrantes de Vitoria tienen un momento de ilusión y alegría, convirtiéndose en los protagonistas de la fiesta. Año tras año vamos mejorando en organización, tiempos y en hacer que los niños disfruten de cada momento.

Tuvieron un pequeño cuento, unos bailes y el momento en el que más nerviosos se ponen los pequeños: la visita el Olentzero (nuestro Santa Claus particular). Este año Papá Noel hizo novillos a última hora y el Olentzero tuvo una sonrisa y fuerzas para acoger a cada uno de los pequeños en sus rodillas y escuchar atentos todos sus deseos.

Los niños se fueron de allí habiendo pasado un buen rato, con un chocolate con panettone, algodón de azúcar, un regalito bajo el brazo y una amplia sonrisa.

DSCN0269