Dijo Cristo a sus discípulos “cada vez que os reunáis dos o más de vosotros en mi nombre, yo estaré allí” y así fue. Este pasado domingo 23 de Febrero la Gran Frater Jerusalén nos reunimos en el salón de actos del colegio para compartir nuestra experiencia de fe. No fue nada demasiado elaborado, ni mucho menos recargado. Era una reunión de hermanos compartiendo el día a día de sus fraternidades, una reunión para conocer a los miembros que formamos parte de la Gran Frater. Tras una breve presentación por fraternidades, nos dividimos en grupos para reflexionar. Con la fe en medio, sostenida por varios testimonios de fe, fuimos abriéndonos, mostrando a los demás miembros del grupo, que no dejaban de ser nuestros hermanos, nuestras dudas y temores, nuestros momentos de flaqueza, pero sobretodo, todo aquello que nos aporta ser fraternos, sentirnos acogidos por los demás en nuestro amor a Dios.

Ser católico en estos tiempos que corren no es fácil, pero la oración que compartimos todos juntos más tarde nos lo recordó, “”Necesitamos santos sin velo, sin sotana. Necesitamos santos de jeans y zapatillas”. La iglesia nos necesita, y es nuestro deber romper estereotipos y barreras, luchar por lo que creemos y defender a capa y espada lo que sentimos tan dentro de nosotros.

Jesús reunió a sus discípulos en una cena, y así hicimos nosotros también. Cada uno lo suyo, pero que a la vez era de todos. Solo había una diferencia. Esta no es nuestra última cena, sino que esperamos se repita muy pronto.

gf_jerusalen_jovenes1 gf_jerusalen_jovenes2
gf_jerusalen_jovenes3 gf_jerusalen_jovenes4
gf_jerusalen_jovenes5 gf_jerusalen_jovenes6
 

Tags: , , ,