En el encuentro de febrero de Gran Fraternidad nos juntamos por un lado los mayores y por otro los peques.

Los mayores estuvimos meditando una Lectio Divina que nos recordó que somos la sal y la luz. Un rato tranquilo de oración para dejar atrás las cosas que en el día a día nos hacen ir deprisa. Mientras los mayores estábamos reunidos, los pequeños preparaban sus luces y sus sales. Todos los peques nos presentaron sus dibujos y se unieron al grupo para la parte final de la oración.

Como siempre, una gozada poder juntarnos mayores y pequeños, con ratos dedicados para cada grupo para que todos disfrutemos.

¡Gracias al equipo que preparó el encuentro!

…y en marzo, nos vemos en los Ejercicios Espirituales!

 

Tags: , , , ,