El pasado 29 de marzo de 2014, los más jóvenes de los laicos marianistas de San Sebastián, Sal-conmig@ y Estrada, se reunieron para compartir sus experiencias como parte de un grupo de fe. Lidia y Vicente, asesores de los grupos, prepararon una actividad inicial que les ayudó a acercarse un poco más unos a otros y a conocerse mejor. Después, divididos en dos grupos, con Estitxu e Isabel, hablaron sobre sus caminos en estos grupos, su pasado, presente y futuro, haciendo hincapié en aquello que les ha impulsado a querer compartir sus vidas en un grupo de fe, como las fraternidades.

Aun habiendo una diferencia de edad de unos 6 años entre los dos grupos, fue curioso ver como muchas de las fases por las que pasa un grupo, son similares en el otro. Las cosas que tenían en común, las inquietudes o preocupaciones que aparecen en los distintos momentos de la vida, fue lo que hizo que estos dos grupos conectaran y compartieran un momento especial.

“Fue agradable escuchar a gente con la que habitualmente no coincidimos en las actividades del colegio como monitores, pero que llevan recorrido un camino muy parecido al nuestro”

Los dos grupos unidos, terminaron la reunión con una oración en la capilla del colegio, en la que dejaron plasmados en unas huellas de papel sobre el camino, sus compromisos y propósitos a corto plazo, para seguir el camino de Jesús y mantener a este vivo en nuestro día a día.

sansebastian