Quisimos que   encuentro de final de curso en Vitoria que tuviera una parte de oración compartida y una segunda parte de celebración. Durante la oración, sin niños al comienzo para que los padres estuvieran más centrados, pudimos sentirnos comunidad. Al final de la oración los niños se unieron a la oración para compartir las canciones a María.

La celebración no podía girar en torno a otra cosa diferente que aquello que se nos da tan bien a los fraternos de todas las zonas… juntarnos alrededor de una mesa. En esta ocasión la excusa fue un campeonato de Pintxos, que como os podréis imaginar, fueron todos de un gran nivel.

Pasamos una agradable tarde juntos para terminar con los encuentros locales de este año, que tendrá su broche final en la Asamblea

.IMG_20160717_105348