La festividad del 1 de mayo se convirtió en una fiesta de la Familia Marianista de Valencia con presencia de religiosos, religiosas y laicos.

La comunidad marianista de la parroquia San José Obrero de Burjassot celebró el pasado día, 1 de mayo, la festividad de su patrón, así como la festividad del día del Trabajo, en una jornada de convivencia parroquial entre los distintos grupos y personas que participan la vida parroquial.

La jornada festiva se convirtió en una fiesta de la Familia Marianista de Valencia en la que participaron las tres ramas, como son los religiosos, tanto la comunidad que trabaja en la parroquia como las dos del colegio, las religiosas que viven en Alboraya,  como los laicos, con presencia de numerosos miembros de las fraternidades de Valencia y principalmente de las tres fraternidades de la parroquia, como son Sinaí, Peregrinos y Naín.

La jornada contó con una nutrida asistencia de miembros de todos los grupos que enriquecen la vida parroquial como Manantial, Junior, Samara, Fraternidades, …, que pudieron compartir experiencias y unas risas.

Como siempre empezó la jornada festiva con la celebración de una eucaristía parroquial, que presidió Eduardo Fernández Moscoso, y que contó con la presencia de todos los párrocos del resto de comunidades parroquiales de Burjassot, algunos de los cuales participaron después en la parte más festiva, así como representantes de las comunidades del Colegio Ntra. del Pilar, e Iñaki Sarasua, por parte del equipo provincial.

A continuación, se celebraron las tradicionales paellas que  facilitaron la convivencia entre todos los asistentes y miembros de las distintas ramas marianistas.

Además, sirvió para conmemorar en estos días de una forma cristiana la festividad del Día del Trabajo y reivindicar unas relaciones laborales mucho más justas y cristianas en nuestra sociedad.

 

Tags: , , , , , , ,