Último sábado de Junio y un sol precioso lucia en el cielo, perfecto para disfrutar del primer encuentro de Gran Fraternidad de la nueva normalidad y el último de este curso. Quisimos realizar la peregrinación que no pudimos hacer el mes de mayo pero de una manera un poco diferente. Cada uno de nosotros salió de su casa en peregrinación hacia Lourdes Txiki, una pequeña gruta en la ladera del monte Igueldo,  donde nos juntaríamos todos para celebrar la Eucaristía. Para acompañar la peregrinación y no dejar vacio este desierto personal la propuesta fue una reflexión motivada por 4 frases del Laudato Si.

Una vez nos encontramos todos en Lourdes Txiki celebramos la eucaristía con especial recuerdo y agradecimiento por aquellas personas cercanas que nos acaban de dejar. Las lecturas elegidas nos invitaban a ponernos en camino, tal y como habíamos hecho en la peregrinación, a salir de nosotros para ir al encuentro del prójimo. Fue un momento muy bonito volver a celebrar en comunidad a los pies de la virgen de Lourdes.

Para acabar la jornada y disfrutar del principio de verano nos fuimos a cenar todos juntos a una terraza y disfrutamos los unos de los otros y nos quedamos con ganas de más… Ganas de más cenas, de más comunidad, de más celebraciones y más ganas de Ti para el próximo curso.

 

Tags: , , , ,