La cita puntual de las fraternidades Marianistas de Valencia en adviento, como es habitual, fue en el colegio Santa María Marianistas de Alboraya. Comenzó con una motivación a ser conscientes del pecado del mundo de nuestro propio pecado, a través de la visualización de una presentación. En ella se nos presentaban realidades como los refugiados, las guerras, las personas que vienen en patera a nuestro país… y cómo nosotros lo vemos impasibles desde la televisión, el móvil, los periódicos… Ante esta verdad el Señor nos anuncia su Buena noticia, Él viene, “nos visitará el sol que nace de lo alto para iluminar a los que viven en tinieblas y en sombra de muerte…”

Él siempre viene para llenarnos con su amor, y como culmen de este Amor derramado, pasamos a celebrar la eucaristía en familia. Resonaba en nuestro interior el canto que nos anunciaba que la Virgen está embarazada y que buscaba posada.

Mientras, y como viene siendo habitual, la Comisión de familia había preparado exquisitamente para nuestros niños, el evangelio del tercer domingo de adviento junto con una explicación adaptada. No les faltó la adoración del niño, canto de villancicos, junto con la previa donación de juguetes para niños necesitados.

Toda la celebración se concluyó con el esperado chocolate caliente con cocas y la charla agradable con los hermanos. Damos gracias a las hermanas marianistas por su generosidad y por abrirnos un año más su casa para nosotros.

 

Tags: , , , , , , ,