Nuestro camino en fraternidades está lleno de hitos que van marcando nuestra historia como cristianos. El pasado fin de semana del 6 y 7 de abril un grupo de en torno a 20 fraternos vivimos uno de esos momentos al reunirnos en Irún para retirarnos de la rutina y tener la oportunidad de prepararnos para la consagración definitiva. Enrique Aguilera SM fue quien preparó con mucho cariño y dedicación los ejercicios, oraciones y cantos.

Pudimos juntarnos varios fraternos de Zaragoza, Vitoria y San Sebastián. Cada uno con nuestra maleta, nuestro recorrido y nuestras inquietudes. En mi caso, fue una gran alegría para mí que pudiéramos asistir 6 fraternos de nuestra fraternidad Kaia de San Sebastián. La experiencia ha sido un bonito impulso para nuestra comunidad.

Enrique Aguilera, a través de multitud de textos, nos hizo una invitación a renovar nuestra fe, a que la asentemos sobre un poso de amor, a reforzar la figura de María como madre, modelo y compañera y a interiorizar la postura misericordiosa de Dios, que no pretende más que la felicidad y alegría de todos sus hijos.

Varios textos nos interpelaron directamente. Destaco uno, ya que no lo conocíamos y en todo el grupo inició un camino de reflexión:

Francisco. “La alegría del Evangelio” (2013)

“Invito a cada cristiano, en cualquier lugar y situación en la que se encuentre, a renovar ahora mismo su encuentro personal con Jesucristo o, al menos, a tomar la decisión de dejarse encontrar por Él, de intentarlo cada día sin descanso. No hay razón para que alguien piense que esta invitación no es para él, porque “nadie queda excluido de la alegría reportada por el Señor”. Al que arriesga, el Señor no lo defrauda, y cuando alguien da un pequeño paso hacia Jesús, descubre que Él ya esperaba su llegada con los brazos abiertos.

Todo el grupo quedamos totalmente agradecidos con Enrique por haber cruzado la península con su guitarra y habernos ayudado tanto a profundizar en nuestro interior. Personalmente, me aportó mucho el retiro. Pasados los años de estudiante y si se tiene familia no es fácil encontrar un tiempo para cultivar la vida interior y renovar y refrescar la fe. También fue muy acogedora la calidez y el trato que nos dieron las hermanas de la casa, disfrutamos mucho de las comidas y las preciosas instalaciones.

 

Tags: , , , ,