En esta Semana Santa,  se celebró también otra experiencia en el municipio almeriense de Senés, hasta donde se desplazaron otros miembros de fraternidades de la zona de Valencia, acompañados por nuestro querido Chema Felices, para vivir una experiencia pascual en comunidad y de servicio a los hermanos. Una experiencia que lleva celebrándose más de diez años, y que engancha, que fascina.

Desde el Jueves Santo hasta el Domingo de Resurrección, Senés se ha convertido en otro modo de vivir la Pascua. Es la Pascua en comunidad, en servicio, es hacer llegar la Salvación a un pueblo de Almería, que de otro modo no podría vivir la muerte y resurrección de nuestro Señor. Senés es vida, es amor, es entrega.

Senés es un regalo.

ALMERIA