Este es el lema que nos acogió en la capilla del colegio el pasado 25 de enero. El domingo la comunidad colegial celebraba la Eucaristía en honor del Padre Chaminade y además las Fraternidades renovábamos nuestra alianza con María.

Vivimos este encuentro con el sentimiento de ser comunidad, una comunidad en camino y renovada, ya que nadie hacía su consagración temporal o definitiva por primera vez.

Desde hace un par de años abrimos nuestra Consagración a la comunidad colegial. Aunque al principio nos parecía que nuestro acto era algo que pertenecía a la intimidad y la vida de las fraternidades finalmente optamos por una mayor apertura y visibilidad. Hacernos presentes y mostrar nuestro compromiso y opción de vida marianista nos ha dado la posibilidad de implicarnos más en la vida de la pastoral colegial y participar no como personas individuales, sino como miembros de Fraternidades en misión permanente.

Como Familia Marianista y unidos a los religiosos invitamos a este encuentro a los profesores, catequistas y monitores de Elkarbidea, un gesto en el que quisimos hacer partícipes de manera especial a las personas más allegadas a la vida marianista. Durante la celebración añadimos un gesto que hizo vivo el lema que nos había acogido al llegar: “Somos una familia”. Los fraternos junto con los religiosos rezamos en pie la oración de Consagración a María ante el resto de la comunidad y acabamos dando un beso a la imagen de la Virgen, como símbolo de nuestra respuesta a la llamada de Jesús a vivir el evangelio siguiendo el ejemplo de María y unidos a ella.

Para seguir viviendo en comunidad comimos todos juntos en el comedor del colegio, unas 80 personas. Fue una oportunidad de encuentro, de compartir, de sentirnos más unidos en torno a este proyecto de vida que hace 125 años comenzó en Vitoria y más de 200 comenzó en las tierras de Burdeos. Acabamos jugando un bingo solidario, en el que pequeños y grandes disfrutaron de un rato divertido y de un domingo “en familia”.

Al finalizar la nueva fraternidad que ha comenzado su andadura este año se reunió para dar los primeros pasos de su vivencia, en la foto que aquí acompaña podéis ver a los nuevos fraternos con sus asesoras. Un gran final para un gran día.

 

.Nueva Fraternidad