El teólogo y músico, José Laguna, abrió la reunión de zona del pasado sábado, 24 de marzo, con una reflexión sobre su visión del compromiso cristiano, un compromiso que, en su opinión, “tiene distintos niveles de exigencia  dependiendo de lo que Cristo nos pide a cada uno”.

Un compromiso que no debe quedarse en grandes obras o estructuras sino en necesidades pequeñas, y en un ponerse en el lugar del otro, pero, sin rebajarles su dignidad, pues, todo ser humano tiene su dignidad.

Apostó por  un modelo vida basado en  la felicidad contrapuesto a lo que vende la sociedad capitalistas, que no es mala, si no se pone los ojos de ella. Defendió que la felicidad esa en lo contrario, y no aceptar lo que nos propone desde la sociedad, siendo selectivos con las ofertas que nos vienen desde la sociedad .

También,  nos animó a tener espacios de espiritualidad, pues, “son básicos para crecer interiormente si no peligro caer existencialismo y evitar las tentaciones de la sociedad”.

A continuación, tuvimos una celebración penitencial de preparación para la Pascua que concluyó con la celebración de la eucaristía dominical, en donde pudimos dar gracias por el don del perdón recibido, que preparábamos la gran fraternidad de Jerusalén.

Al acabar, todos los  jóvenes tuvimos un pequeño encuentro para conocernos y sentirnos parte de las Fraternidades Marianistas. Consistió en un picoteo en el comedor y un cine fórum de la película la “La vida de los otros”. Aunque no fue mucha la asistencia, pasamos un buen rato y pudimos profundizar en diversos temas de los que trata la película. Fue unánime el pensamiento del acierto del encuentro , entre los que fuimos , y esperamos que se pueda repetir en otro momento más adelante.

 

Tags: , , ,