El pasado domingo 7 de noviembre, tres fraternos y la asesora de zona junto con más miembros de la parroquia, acudimos a la consagración de la Sagrada Familia, oficiada por el Papa Benedicto XVI. Fue un bonito acto, muy sentido, con muchos gestos, en el que redescubrimos impresionados la majestuosidad de la Basílica, una catequesis en si misma; un día histórico tanto para la Iglesia como para la ciudad de Barcelona. Asistimos muy ilusionados, junto con todos los asistentes, a la presencia del Papa en nuestra ciudad. Sin duda, un día inolvidable en nuestras vidas.

 

Tags: , , , ,